Poemas de Ana Marta García


El muñeco de nieve

 

 

 



Recuerdo que hacíamos un muñeco
de nieve, con la bufanda
los adornos y todo lo demás.

Recuerdo que, también,
se evaporaba
como a veces se evaporan las niñas
cuando de repente
dejan de serlo y tienen que asomarse
a la primavera de las cosas.

Como aquel muñeco de nieve
creo que yo también me evaporé un día.
Qué lastima no recordarlo
porque aún estoy confundida
en los hilos de la luz.




























El mono

 

 

 



Aquel hombre llevaba un mono allá por donde iba,
un pequeño mono colgado del hombro
al que daba galletas y le contaba historias
que nadie había oído nunca antes.

En alguna de esas historias había una niña tímida,
tan pequeña que no cabía en la historia
y a menudo aparecía en uno de los cuentos
o se colaba en una historia de piratas
o en el país mágico de las hadas.

Al final, la niña se hacía amiga de un mono
al que había visto encaramado
sobre un extraño tipo
que no paraba de contar historias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario